Superior

Tu Pediatra Responde: Conjuntivitis en bebé

Puntúa este artículo

Conjuntivitis en bebé

Hola, buenas noches.  Ya le he escrito más veces. Le vuelvo a comentar, mi niña tiene dos añitos, como ya le comente en otras ocasiones, no tiene lagrimas y ahora tiene otra vez conjuntivitis en los dos ojitos, ya la he llevado al oftalmólogo y me ha dicho que no tiene el conducto obstruido, pero yo a estas alturas no me lo creo si no lo tuviera obstruido le saldrían lágrimas. Ella cuando llora se le llena el ojo de agua pero no le caen lágrimas, y cada dos por tres tiene conjuntivitis y ya estoy un poco harta de que no me la miren mejor o me la manden a otro especialista. La niña no puede estar así siempre. Muchas gracias por su ayuda. Un saludo. (Cristina F.)

Estimada Cristina, comprendo que estés preocupada, pero como ya te he comentado en otras ocasiones con la información que nos aportas no me parece que tu hija tenga una obstrucción del conducto lacrimal. Como bien nos dices, cuando tu hija llora el ojo se le llena de agua, por lo tanto sí tiene lágrimas, y por lo que entiendo tu preocupación es que estas lágrimas no se derraman por su cara, lo cual es incompatible con una obstrucción del conducto lacrimal. En los niños que presentan esta patología, las lágrimas se derraman continuamente por la cara, ya que el conducto lacrimal está obstruido y no permite su drenaje. En tu hija no parece que el conducto esté obstruido ya que cuando llora las lágrimas no salen de su ojo, sino que drenan adecuadamente por el conducto. Por lo tanto el hecho de que tenga frecuentemente conjuntivitis no debes achacarlo a una obstrucción del conducto lacrimal.  Las conjuntivitis pueden estar provocadas por muchas de las bacterias y virus que producen infecciones de vías altas en los niños. Es normal que cuando tu hija esté acatarrada o con “mocos” presente conjuntivitis, o aunque ella no tenga ninguna infección, si está en contacto con niños con catarro o con “mocos” es fácil que se contagie. Lo niños tienen la costumbre de tocarlo todo, llevárselo a la boca… lo cual facilita que se contagien entre ellos. Si tu hija además tiende a frotarse los ojos es fácil que pueda favorecer esas conjuntivitis. El tratamiento de una conjuntivitis consiste en extremar las medidas de higiene, para evitar el contagio a los demás y el autocontagio que puede perpetuar la infección. Puedes realizarle lavados del ojo con suero fisiológico, para retirar las secreciones, y a veces está indicado el tratamiento con un colirio antibiótico. La conjuntivitis también puede estar producida por una alergia (polen, árboles, ácaros…), aunque suele ir acompañada de otros síntomas (tos, estornudos…). Y en ocasiones algunos contaminantes ambientales, como los humos, pueden favorecer conjuntivitis.

Cristina, lo más probable es que la causa de las conjuntivitis en tu hija sea infecciosa, pero de todas formas debes consultar con tu pediatra siempre que te parezca necesario. Un saludo.

 

pediatra responde

 

Tengo una niña de 2 años y le tienen que hacer una operación por luxación de caderas, una osteotomía simple en pelvis, injerto óseo en pelvis y reducción cerrada de displasia o luxación congénita de cadera uni o bilateral, que tan delicada es esta operación, ¿cuanto tiempo se demoraría mi hija en recuperarse?, ¿es dolorosa para mi bebita? y ¿por qué razón paso esta situación? Además ¿es conveniente operarla? ya que actualmente presentó una crisis de 2 meses y medio con cerebelitis aguda o mas conocida como ataxia progresiva, ¿se puede operar mi bebe con esta condición? (Ángela P.)

Estimada Ángela, la luxación congénita de caderas es un trastorno en el desarrollo de la cadera. La articulación de la cadera está formada por la cabeza del fémur, que es como una bola esférica, y el acetábulo, que es la parte de la pelvis que se articula con ella y que parece una copa semiesférica que lo cubre. Cuando se pierde la relación entre estos dos huesos, hablamos de displasia de caderas, que hace referencia a una serie de alteraciones en la articulación de la cadera, siendo la más severa la luxación de la cadera, que es la salida de la cabeza del fémur del acetábulo. No existe una causa única por la cual tu hija haya presentado esta patología, sino que son diferentes factores de riesgo los que interfieren en el normal desarrollo de la cadera. Entre estos factores de riesgo se encuentran: los antecedentes familiares/herencia (abuelos con prótesis de cadera), el sexo femenino, antecedentes del embarazo, como por ejemplo la presentación podálica, el ser el primer hijo o embarazos con poco líquido amniótico, y algunas malformaciones asociadas, como pie zambo, tortícolis del cuello etc. En aquellos recién nacidos que presentan alguno de estos factores de riesgo, o bien, presentan alteraciones en la exploración de las caderas se solicita una ecografía de caderas que permitirá diagnosticar si existe una displasia del desarrollo de la cadera. En niños mayores de tres meses la prueba indicada para realizar el diagnóstico es una radiografía de caderas. Cuanto antes se realice el diagnóstico de la luxación congénita de caderas, antes se podrá realizar el tratamiento y mejores será los resultados obtenidos. El objetivo del tratamiento es la reducción de la articulación de la cadera luxada. El tratamiento es diferente según la edad del niño, así en los primeros meses de vida el tratamiento consiste en la colocación de un arnés para intentar reducir la luxación. En ocasiones se colocan yesos para mantener la cadera en una posición adecuada y en los casos de displasias severas, que no responden al tratamiento conservador o  cuando el niño es más mayor se indica tratamiento quirúrgico.

En el caso de tu hija, el cirujano habrá valorado todas las posibilidades pero dada su edad es difícil que responda a un tratamiento más conservador y por eso te habrán planteado la intervención. En cuanto a sí es conveniente operarla, desde luego que es necesario ya que sino va a presentar un desgaste prematuro de la cadera (artrosis), lo cual le puede causar dolor y cojera, pudiendo requerir intervenciones en el futuro que no tendrán unos resultados tan buenos como ahora. También puede conducir a una diferencia en la longitud de sus extremidades, que de lugar a cojera y que en un futuro también precise de cirugía.

Tus dudas acerca de la intervención deberías planteárselas al especialista que vaya a intervenir a tu hija, ya que conoce con detalle la operación que la va a realizar y sus posibles complicaciones. En principio debes mantenerte tranquila, tu hija estará anestesiada y además le pasaran fármacos (analgésicos) para aliviar los posibles dolores o molestias que pudiera tener. Sobre cuanto tiempo puede tardar en recuperarse, dependerá de cómo vaya la intervención, pero aproximadamente puede estar ingresada en torno a 5-7 días, después se suele colocar un yeso pelvipédico para mantener la posición correcta tras la reducción (yeso desde la cadera a los tobillos); este yeso suelen tener que llevarlo unos dos meses y posteriormente se coloca un arnés para mantener la postura (“como una ranita”), que deberá llevar durante unos cuatro meses, al principio durante todo el día (solo se quita para bañarla), y luego se lo irán retirando poco a poco.

El hecho de que tu hija haya presentado una cerebelitis aguda hace unos meses no contraindica la intervención. Esta patología puede presentarse tras un proceso infeccioso y en días o semanas evoluciona a la normalidad. Si tu hija ya se ha recuperado totalmente de este proceso y ya no presenta alteraciones del equilibrio ni de la coordinación de los movimientos, no debes preocuparte ya que puede ser intervenida sin problemas.

Por último, decirte que se trata de un proceso largo que va a requerir de tu paciencia y apoyo constante a tu pequeña, pero que es necesario realizar para que tu hija no tenga problemas en la cadera en el futuro. Un saludo y mucha suerte.

Temporalmente nuestra sección “Tu Pediatra Responde” no va a seguir funcionando, pero podéis seguir mandando vuestras consultas pinchando en la imagen que tenéis a continuación.

Foto cortesía de Gonzalo Merat vía Flickr licencia CC

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

,

Desarrollado por WordPress. Diseñado por WooThemes