Superior

El chupete: ¿una maldición o una bendición?

Puntúa este artículo

El chupete no es algo imprescindible para los niños, aunque a veces puede ser difícil no usarlo, sobre todo al principio, cuando nuestros hijos lloran con más frecuencia y demandan más atención. Ofrecer el chupete en esos momentos nos puede ayudar a calmar y distraer a nuestro bebé. Pero, como bien sabéis, algunos pequeños no quieren el chupete, les da asco, lo escupen o no lo sujetan, y en estos casos no debemos empeñarnos en ponerles el chupete.

Ventajas del chupete

  • Ayuda a calmar y tranquilizar a nuestro hijo en momentos de estrés.
  • Resulta muy útil para muchos niños a la hora de conciliar solos el sueño.
  • Es una alternativa a chuparse el dedo, que resultará más fácil de retirar ya que no está siempre a mano.
  • Existen estudios que relacionan el uso del chupete con una disminución del riesgo de muerte súbita del lactante.

niño chupete

Foto: Cristian Arraigada (Flickr)

Inconvenientes del chupete

  • Uso excesivo del mismo, siempre que llora le ofrecemos el chupete y se pasa la mayor parte del día con él en la boca.
  • Sí tu bebé está tomando el pecho, no conviene ofrecerle el chupete los primeros días, ya que interfiere con la lactancia materna. El mecanismo de succión del chupete es diferente al del pecho por lo que puede confundirlo; es mejor esperar a las dos o tres semanas de vida, que ya estará bien establecida la lactancia materna, para darle el chupete.
  • Hay que retirárselo, a partir de los dos años no debería usar chupete, lo cual va a suponer un conflicto con nuestro hijo.
  • Su uso prolongado, de ahí la necesidad de retirarlo, puede producir alteraciones dentarias.

Recomendaciones sobre el chupete

  • En los primeros meses de vida, no ofrezcas el chupete a tu hijo siempre que llore. El llanto es su forma de expresarse y decirnos las cosas, puede que simplemente tenga hambre o sueño o requiera un poco de atención. Puedes ponerle el chupete momentáneamente mientras le preparas la comida, pero no se lo pongas siempre por sistema.
  • Cuando tu hijo vaya creciendo debes seguir actuando de la misma forma y ofrecerle el chupete en determinadas situaciones para que se tranquilice, no debe tenerlo todo el tiempo en la boca. Al empezar a gatear o a moverse, se abre un mundo nuevo lleno de posibilidades y seguramente se entretenga más con nuevas actividades, por lo que deberías guardar su chupete en la cuna para la hora de irse a dormir o reservarlo solo para determinadas situaciones de estrés.
  • Nunca pongas ninguna sustancia dulce en el chupete, como azúcar, miel o leche condensada, ya que puede producir caries muy importantes en todos los dientes de tu hijo.
  • Existe una gran variedad de modelos de chupetes en las tiendas. A la hora de comprar uno para tu hijo ten en cuenta la edad, ya que suelen estar clasificados por los meses de edad para los que se recomienda su uso. Existen chupetes con diferentes formas y de distintos materiales. ¿Cuál elegir? Seguramente sea tu hijo el que decida y a veces deberás probar diferentes modelos hasta que encuentre el de su gusto, al que seguramente será fiel, por lo que tenlo en cuenta cuando quieras comprarle uno nuevo.
  • Debes lavarlo con frecuencia con agua y jabón. Sí se cae al suelo, hay que lavarlo con agua y no meterlo en nuestra boca. Los primeros seis meses de vida, es recomendable esterilizarlo una vez al día.
  • Se deben cambiar a partir de la fecha que recomiendan los fabricantes o cuando aparezca cualquier señal de desgaste en la tetina.
  • Para evitar accidentes no cuelgues el chupete del cuello con lazos o cadenas. Utiliza los modelos de una única pieza para pinzar en la ropa y asegúrate que el modelo que escoges cumple los requisitos de seguridad (que no sea demasiado largo y no tenga piezas que pueda tragarse accidentalmente). En la cuna no le pongas estas pinzas o cadenas para evitar accidentes.
  • Comienza a limitar el uso del chupete a partir del año de edad, déjalo para las situaciones más difíciles. Así será menos complicado decirle el adiós definitivo, que se aconseja en torno a los dos años y como máximo a los 3 años.
  • Para quitar el chupete, escoge un momento en el que no haya otras situaciones que estresen al pequeño como la llegada de un hermanito, la retirada del pañal o los primeros días de guardería. No existe ningún truco especial para su retirada, es cuestión de tiempo y paciencia. Intenta que el cambio sea lo más tranquilo posibles, poquito a poco y refuérzale elogiándole por lo mayor que se ha hecho.

¿Dedo o chupete?

No es algo que los padres podamos decidir, es una alternativa que será nuestro propio hijo el que decida cuál prefiere. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas. El chupete hay que limpiarlo, buscarlo cuando se pierde en la cuna o en la calle, pero los padres podemos controlar su uso y decidir cuándo lo retiramos. El dedo está siempre disponible y deja más libertad a nuestro hijo a la hora de usarlo; por eso mismo va a resultar más difícil su retirada, ya que su uso prolongado, al igual que el del chupete, favorece la aparición de alteraciones dentarias.

Chupete y alteraciones dentarias

El uso del chupete o chuparse el dedo (generalmente el pulgar) puede producir en nuestro hijos unos dientes superiores más prominentes, hacia afuera, y un paladar ojival, más alto y profundo de lo normal. Estas alteraciones iniciales se suelen corregir solas, si el niño abandona la costumbre del chupete o del dedo en los dos primeros años de vida.

Cuando el uso del chupete se prolonga por encima de los dos años o si su uso es excesivo, estos cambios en los dientes se pueden hacer permanentes y dar lugar a una maloclusión de la boca: al cerrar la boca o al morder los dientes superiores van a quedar un poco por delante de los inferiores. Este problema puede ser sólo estético o ir más allá y producir alteraciones en el desarrollo de los dientes, la cara y los músculos que intervienen en la masticación, requiriendo, a veces, el uso de ortodoncias. Por eso, sí tu hijo tiene más de dos años y sigue usando el chupete debes empezar a retirárselo.

¿Qué te ha parecido este artículo? Danos tu opinión acerca de este tema. ¿Usa chupete tu hijo? ¿Conoces alguna estrategia para quitárselo? Cuéntanoslo.

ENLACES RECOMENDADOS


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, , ,

Desarrollado por WordPress. Diseñado por WooThemes