Superior

Tu Pediatra Responde: Claritromicina

Puntúa este artículo

Duda sobre la claritromicina

Hola, quería consultar por mi bebe que tiene 4 meses y salió de una internación por bronquiolitis hace 3 días, y desde entonces no para de llorar. Él estaba tomando claritromicina puede ser ¿qué le haga mal eso? No sé que puede tener. (Lorena)

La claritromicina es un antibiótico de uso frecuente en pediatría que en principio no tiene porque ser responsable del llanto de tu bebé, además me imagino que también se lo estaban dando mientras ha estado ingresado y por lo que comentas parece que es en casa donde está más irritable. A veces, como efectos secundarios la claritromicina al igual que muchos otros antibióticos, puede producir molestias abdominales mientras se está tomado. Lo más conveniente si encuentras tan irritable a tu bebé desde hace tres días es que lo consultes con su pediatra para que pueda explorarlo y descartar un origen patológico del llanto.

En ocasiones tras un ingreso hospitalario los niños pueden estar más irritables y susceptibles a pesar de volver a su rutina habitual. Intenta mantenerte tranquila y observa si tu pequeño se calma en brazos, parece que le duele algo o está molesto, quiere comer o pide más frecuentemente ahora que se está recuperando etc.

También debes vigilar si presenta algún síntoma como vómitos, accesos de tos, fatiga al tomar, fiebre, aumento de la mucosidad etc. El hecho de que le hayan dado de alta hace tres días tras una bronquiolitis no significa que no pueda ponerse malito de nuevo o que no esté totalmente recuperado.

En resumen, no creo que la causa del llanto de tu hijo sea que esté tomando claritromicina, pero insisto en que lo más adecuado sería que lo valorara y explorara su pediatra.

Muchas gracias por tu confianza y un saludo.

 

¡Hola! Quería comentarle que mi hija tiene 3 años y 4 meses y desde hace dos meses se empezó a hacer pis en las noches en la cama , pero ella desde que dejo los pañales nunca se hizo pis en la cama , los pañales los dejo antes de los dos años. Otra cosa, ella dejo la teta el año pasado a los 2 años y 7 meses, y desde ahí empezó a engordar que ya lleva 7 kilos aumentados desde diciembre a la fecha, la pediatra me dice que ya se va a estirar pero a mi me preocupa; pesaba 13-14 kilos y ahora 22, que es muchísimo para una niña de tres años. Gracias por su comentario. (Laura)

Estimada Laura, el control vesical nocturno comienza a adquirirse hacia los dos años y medio y dependiendo de cada niño se va consiguiendo poco a poco, siendo a partir de los cinco años de edad cuando empezamos a considerar como patológicos los escapes de orina y a hablar de enuresis. La enuresis es la emisión involuntaria de orina en la ropa o en la cama a partir de una edad en la que los niños deben tener un adecuado control de esfínteres, que como he dicho anteriormente suele ser a partir de los cinco años. La enuresis puede ser primaria, cuando nunca se ha conseguido el control vesical nocturno, o bien secundaria, cuando se vuelve a mojar la cama después de un periodo mínimo de seis meses en el que no lo hizo. En el caso de tu hija, podríamos englobarla en el grupo de enuresis secundaria, pero desde mi punto de vista aún es pequeña y entra dentro de la normalidad que presente alguna recaída en su proceso madurativo de adquisición del control de los esfínteres. No comentas nada acerca de si controla durante el día, así que doy por supuesto que si lo hace y que no presenta otros síntomas asociados. Tanto si esto es así, como si presenta algún síntoma como escapes de orina por el día, molestias al orinar etc. deberías acudir primero a tu pediatra para que evalúe adecuadamente a tu hija y pueda descartar que presente alguna causa orgánica, como una infección de las vías urinarias, que sea la responsable de esos escapes nocturnos. En ocasiones, cualquier pequeño factor emocional o cambio en su entorno puede influir en su desarrollo madurativo y en su comportamiento y puede ser la causa de esos escapes nocturnos. Pequeños cambios en la rutina diaria u otros más llamativos, como cambios de domicilio, llegada de hermanos, vacaciones etc. pueden favorecer los escapes. De todas formas, una vez descartada patología orgánica por vuestro médico, lo fundamental va a ser vuestro apoyo, intentad explicarla que debe intentar evitar esos escapes y que comprendéis sus dificultades y vais a ayudarla a que no suceda. Apoyadla siempre mediante elogios o pequeños detalles que valoren su esfuerzo y los progresos que vaya obteniendo.

En cuanto a la otra cuestión que nos planteas, me parece muy acertada tu preocupación acerca de esa ganancia ponderal en los últimos meses. El hecho de que le retiraras la lactancia materna no es la causa de que aumente rápidamente de peso, ya que con 2 años además de leche materna tomaría otros alimentos que son los responsables del mayor aporte calórico. Posiblemente deberías revisar detalladamente la alimentación de tu hija y ver que alimentos le ofreces ahora cuando antes le dabas el pecho. Vigila si ahora le has cambiado a papillas con cereales, las cuales tienen un aporte calórico elevado, si toma muchos zumos, bollería etc. Y también observa si se relaciona con modificaciones del lugar donde come, ya sea guardería, casa de la abuela etc. También es importante tener en cuenta la actividad física, si ha disminuido, pasa más tiempo viendo la televisión etc. Sí no encuentras ninguna diferencia en la alimentación o actividad física, deberías insistir a tu pediatra para que valore adecuadamente a  tu hija, ya que como tu bien nos dices 22 kg para una niña de 3 años es un peso elevado.

Espero haber respondido tus cuestiones, no dudes en contactar de nuevo si no es así.

Temporalmente nuestra sección “Tu Pediatra Responde” no va a seguir funcionando, pero podéis seguir mandando vuestras consultas pinchando en la imagen que tenéis a continuación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

,

Desarrollado por WordPress. Diseñado por WooThemes