Superior

¿Cómo introducir los nuevos alimentos a nuestro bebé?

Puntúa este artículo

La introducción de alimentos nuevos para los niños se va a realizar de forma progresiva a partir de los 4-6 meses, nunca antes. Si estás dando lactancia materna lo habitual será mantenerla de forma exclusiva hasta los 6 meses y posteriormente iniciar la alimentación complementaria. A continuación exponemos en una tabla las normas básicas para la alimentación de los bebés, aunque dependiendo de las características de cada niño se puede ser flexible en el orden de introducción de los alimentos. Lo más importante es que dicha introducción sea progresiva, ofreciendo un alimento cada vez y dejando una o dos semanas entre los nuevos alimentos para ver que el niño los acepte y tolere.

TABLA DE INTRODUCCIÓN DE LOS ALIMENTOS

4 – 6 meses5-6 meses
6 meses
5-7 meses
9-10 meses

11-12 meses

12 meses

12-24 meses

Cereales sin glutenFruta
Verdura, carne
Cereales con gluten
Pescado, yogurt

Yema de huevo, Legumbres

Clara de huevo

Leche de vaca entera

CEREALES:
Suele ser el primer alimento que se incorpora a la alimentación del niño. Existen dos tipos:

– Cereales sin gluten: arroz, maíz, soja, mijo.

– Cereales con gluten: trigo, cebada, centeno y avena.

La mayoría de las veces los pediatras recomendamos introducir primero los cereales sin gluten, entre los 4-6 meses y después ofrecer los cereales con gluten. Pero la única recomendación básica es introducir el gluten entre los 5-7 meses, ya que en los últimos estudios tanto su introducción precoz, antes de los 4 meses, como tardía, después de los 8-9 meses se relaciona con el desarrollo de la enfermedad celiaca. Si estás dando el pecho a tu hijo intenta introducir el gluten mientras esté con lactancia materna, parece favorecer su tolerancia. Nunca des leche artificial en lugar de pecho para dar los cereales; consulta con tu pediatra y te podrá indicar que también se pueden preparar con agua o añadir en la fruta. Empieza echando 1-2 cacitos o cucharadas, le puedes aumentar progresivamente, siendo la cantidad aproximada un cacito de cereales por edad del niño en meses. Ten en cuenta los gustos de tu hijo, ya que si añades muchos cacitos va a aumentar la consistencia y puede rechazarlo o, a lo mejor, lo prefiere espeso en papilla y con cuchara. Inicialmente, no son recomendables los cereales lacteados, con miel o azúcar añadido ya que pueden dar lugar a dietas hiperconcentradas e hipercalóricas.
bebé comiendo

Foto: WalteR Bove (FlickR)

FRUTAS: Se ofrecen a partir del 5º-6º mes, siendo las más utilizadas la naranja, el plátano, la pera y la manzana, aunque se pueden dar también otras frutas del tiempo. El melocotón, las fresas y el kiwi, son frutas con riesgo de producir alergia, por lo que su introducción se retrasa hasta el año. Para hacer la primera papilla de frutas puedes utilizar media naranja y medio plátano, triturados con la batidora, y los días siguientes puedes añadirle media pera y media manzana. Se lo ofrecerás a tu hijo en la merienda y después, si quiere, un poco de leche. Usa frutas del tiempo para preparar las papillas y nunca añadas azúcar o miel. Evita ofrecer zumos en el biberón por el alto riesgo de caries.

VERDURAS: En forma de purés se inician en torno a los 6 meses, sustituyendo al biberón del mediodía. Se utilizan patata, puerro, calabacín, zanahoria etc. No se deben dar antes de los 9 meses ni espinacas ni la parte verde de las acelgas, porque contienen muchos nitratos, mal tolerados por los niños pequeños. Para preparar el primer puré de verduras puedes cocer una patata pequeña, un poco de puerro y calabacín y media zanahoria. Añade una cucharadita de aceite de oliva. Hasta el año, no conviene que le añadas sal al puré. Lo más conveniente es preparar el puré todos los días, pero esto no siempre es posible, así que puedes hacer más cantidad y congelarlo en pequeñas raciones que puedes ir sacando cada día. El puré sólo se puede conservar si se congela.

CARNES:
A partir de los 6 meses, una o dos semanas después de introducir las verduras, puedes añadir la carne al puré. Se empieza con el pollo y luego ternera, cordero o conejo. La carne puedes hacerla con las verduras y luego triturarlo todo, o si lo prefieres cocinarla a parte. Añade cantidades pequeñas, en torno a los 50 gr.

PESCADOS: Se añaden al puré del mediodía a partir de los 9 meses. Se da primero el pescado blanco, ya que el azul tiene más grasa y se digiere peor. Si existen antecedentes de alergias, su introducción se retrasa hasta el año de edad. El pescado se añade a la verdura, en cantidades de 50 gr, y alternando con la carne.

LEGUMBRES: Se ofrecen a partir de los 11-12 meses en pequeñas cantidades ya que algunos niños las digieren mal. Para empezar, añade al puré de verduras una pequeña cantidad de lentejas y tritúralo bien. Aumenta poco a poco la cantidad, según la tolerancia de tu hijo, e introduce el resto de legumbres progresivamente.

HUEVO:
Se introduce cocido, primero la yema y luego la clara, que tiene mayor capacidad para producir alergias. A los 11 meses puedes empezar con la yema cocida, primero un cuarto de la misma y vas aumentando en los días siguientes añadiendo un medio y finalmente la yema entera. Cuece el huevo aparte y después añade la yema al puré de verduras. El huevo entero se lo puedes ofrecer a partir de los 12 meses.

YOGURT:
Es un derivado de la leche de vaca que se puede dar a partir de los 9 meses, utilizándolo como complemento de las leches recomendadas. Se recomienda utilizar yogures naturales sin azúcar ni colorantes hasta los 12 meses. Hoy en día existen en el mercado yogures preparados con leche de continuación o adaptada, éstos se pueden ofrecer desde los 6 meses.

LECHE:
La leche sigue siendo un alimento esencial para tu hijo. Debes continuar con lactancia materna y si estás alimentando a tu hijo con leche artificial, con una leche de continuación o tipo II desde los 5-6 meses. No se debe introducir la leche de vaca antes de los 12 meses. Lo más recomendable es seguir con una leche de continuación o de crecimiento hasta los 18 meses al menos, y luego introducir la leche de vaca. Sí le estás dando lactancia materna a tu hijo puedes seguir haciéndolo el tiempo que desees.

¿Qué te ha parecido este artículo? Danos tu opinión acerca de este tema. ¿Has empezado a ofrecer papillas a tu hijo? ¿Tienes algún truco para comenzar con la cuchara? Cuéntanoslo.

ENLACES RECOMENDADOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, , , , ,

Desarrollado por WordPress. Diseñado por WooThemes