Superior

¿Quiénes son las Doulas?

Puntúa este artículo

Silvia Briz

Una vez fui madre, hace muchos años exactamente 23, tuve un parto casi casi natural, mi cuerpo respondió muy bien a todo lo que en ese momento requeríamos mi primera hija a punto de nacer y yo.

Creo que en el primer instante que me di cuenta que estaba de parto lo primero que me vino a la cabeza fue poner en orden todas las cosas que había aprendido en la preparación al parto, mi confusión fue darme cuenta que no me podía concentrar en nada, que de repente, lo único que sentía era angustia pensando en si sabría hacerlo, si todo iría bien… en fin fue muy desconcertante estar esperando ese día como el más maravilloso y excitante de mi vida y en pocos segundos ver que todo se me hacia grande y terrible, mi confianza y mi fuerza se convirtieron en miedo y angustia.

En medio de ese caos mental  mi primera idea válida fue llamar a mi Amiga y persona de confianza durante toda mi gestación, una persona que me conocía y que sabía como podría reaccionar ante el parto, creo que en ese momento solo pensar que ella estaría a mi lado fue lo que me tranquilizo y alejo a todos mis fantasmas.

Entró por la puerta, nos miramos y nos sonreímos, recuerdo todo el proceso de la dilatación un poco confuso, había gente por casa, no mucha, solo 2 personas más, mi suegra y mi pareja, recuerdo que yo me metí en la bañera con agua tibia, y ella entraba y salía de vez en cuando del baño, llevaba un rato dentro del agua cuando mis contracciones se hicieron más y más fuertes, ahí me vine abajo, estaba cansada y me entró un miedo espantoso y me bloqueé, y recuerdo perfectamente que lo único que salía de mi boca era “NO, no puedo, no quiero..” vomité, lloré..

Ella ni se inmutó, me miró a los ojos y dándome un masajito en el la zona del sacro me dijo “Sí, Si que puedes y lo vas a hacer”, esa frase, su voz tranquila y la confianza que yo tenía en ella me devolvió a mi, me recompuse, volví a coger las riendas y seguí con mis duras contracciones.

Tuve suerte al llegar al hospital y la matrona que me tenía que atender por una serie de razones que no vienen a cuento, quiso que mi acompañante y amiga pasara con nosotras al paritorio, recuerdo ese momento como si fuera ahora mismo, agarré a mi amiga de la mano y no se la solté hasta que mi hija nació justo 3 horas y media después de que ella apareciera por la puerta de mi casa.

Recuerdo ese día muchas, muchas veces y lo recuerdo como un día muy especial, gratificante, emocionante, muchas lágrimas de alegría después de que todo hubiera pasado, muy feliz…

Han pasado muchos años y ahora a esas mujeres profesionales que ayudan a otras durante el parto se les llama DOULAS.

Esto que acabo de contar es porque no sabía muy bien como describir lo que es una DOULA.

Mi DOULA es una persona que lleva mas de 25 años preparando y ayudando a muchas mujeres a tener un parto lo mas satisfactorio posible, sin interferir en nada, solo dando apoyo y ayudando a la mamá a conseguir su objetivo que es parir lo más tranquila posible, siendo discreta en todas las decisiones que se puedan tomar en ese momento, no queriendo ser la protagonista de nada y guiando este proceso con su amplia y madura experiencia.

Sabemos que estos últimos años hay mucha vocación de mujeres que quieren ser DOULAS, sabemos que hay sitios muy profesionales donde una mujer puede preparase para tal fin, que si quieren de verdad ayudar a otras mujeres el paso, es prepararse de una manera seria y correcta, todas las que hemos sido madres sabemos lo serio que es un parto y lo que nos jugamos este día si algo pudiera salir mal por una mala decisión o acto que pueda pasar, por eso debemos exigir que la persona que nos acompaña ese día tan importante y a la vez complicado y serio, sea una persona preparada y con experiencia demostrada.

No solo vale el ser madre o amiga de la parturienta, hay que demostrar mucha sabiduría para que todo salga bien y cero dudas en cualquier decisión importante, en un parto 1 segundo de indecisión es mucho, puede ser una vida o dos.

Este escrito es para que las futuras mamas sepáis lo que es una DOULA y que a la hora de decidiros si queréis contar con una de ellas lo hagáis por favor con la persona correcta, no os dejéis engatusar por cualquiera que haya hecho un taller de fin de semana, eso NO es una DOULA, eso es ser una irresponsable, DOULA es una palabra amable pero a la vez seria.

Os animo a que si estáis pensando contar con alguna que acudáis a vuestro centro de preparación al parto, o habléis con vuestra matrona, seguro que encontráis a la profesional que estáis buscando.

www.doulas.es En esta web podréis encontrar información muy completa sobre lo que son las Doulas, qué hacen, vídeos, entrevistas, artículos, y una red de direcciones y datos de Doulas con las que podréis contactar si estáis interesados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, , , , ,

Desarrollado por WordPress. Diseñado por WooThemes