Superior

Tu Pediatra Responde: Bronquiolitis del lactante

Puntúa este artículo

Icono Tu pediatra Responde

Bronquiolitis del lactante

Hola. Tenemos una niña de un añito y en apenas un mes ha pasado por dos procesos de bronquitis. Su pedíatra nos ha hablado de la bronquiolitis del lactante y que puede ser propensa a este tipo de situaciones en sus primeros años de vida, pero no sabemos mucho más al respecto ¿Hay que tener un especial cuidado en su contacto con posibes focos de virus? De hecho, nos han recomendado no llevarla a la guardería en una temporada ¿Cómo debemos proceder para minimizar al máximo los riesgos de que contraiga bronquitis sin parar? Gracias de antemano y un saludo. (Víctor)

Hola Victor. Te informo que en breve publicaremos un artículo, en él que hemos estado trabajando, sobre la bronquiolitis del lactante.

La bronquiolitis aguda es una enfermedad de las vías respiratorias inferiores que afecta a los bronquiolos, que son las ramificaciones últimas de los bronquios. Suele afectar a los niños menores de dos años, especialmente a los menores de seis meses, durante el otoño-invierno (desde octubre hasta marzo-abril). La causa de la bronquiolitis es infecciosa, siendo la mayoría de origen vírico, y el que con más frecuencia la produce es el virus respiratorio sincitial (VRS). Suele comenzar como un catarro de vías altas y a los dos o tres días el niño comienza con dificultad respiratoria y síntomas de obstrucción de las vías respiratorias inferiores. Se ha constatado que entre un 40 y un 70% de los niños menores de un año que han tenido una bronquiolitis por VRS, pueden tener episodios de bronquitis en los siguientes tres o cuatro años de vida, por lo que sí minimizáis el contacto de vuestra hija con posibles virus, disminuís la posibilidad de que padezca estas bronquitis frecuentemente. Decirte que, aunque tu hija tenga más posibilidades de tener bronquitis estos primeros años de vida, esto no significa que vaya a ser asmática; solamente los niños con factores genéticos  (antecedentes familiares y personales de atopia) y ambientales asociados (alergias) van a desarrollar asma. En cuanto a como prevenir nuevos episodios de bronquitis, dado que el contagio se produce por contacto con partículas aéreas, con secreciones y superficies contaminadas, las medidas higiénicas son fundamentales para su prevención y control. Te recomiendo un adecuado lavado de manos, evitar el tabaquismo pasivo, evitar el contacto con personas enfermas y evitar el contagio a través de hermanos en edad escolar. Esperamos haber respondido adecuadamente a tu consulta y gracias por seguir contando con tu confianza.

 

¿Por qué un niño de 18 meses que jamás uso chupete y siempre durmió con su osito, con el cual sigue durmiendo, ahora toma su biberón y lo deja en la boca? Y si se lo queremos sacar llora desconsolado. ¿Qué puede ocasionar ese cambio en el niño? Gracias. (Graciela)

Hola Graciela, el biberón posiblemente para ti sea sólo una forma de alimentar a tu hijo, mientras que para él seguramente implique más cosas, no solo alimento. La succión relaja a la gran mayoría de los niños, ya sea la succión del chupete, del pecho, del dedo o del biberón. No se, sí le habrás ofrecido lactancia materna a tu hijo y si el cambio puede ser todavía reciente. Cualquier cambio que hayáis introducido en su rutina (cambiarle de habitación, retirada del pañal, nuevo  hermano…), puede haber influido en su afición por quedarse con el biberón, como una forma de consuelo, que le ayuda a tranquilizarse.  De todas formas el biberón es una forma de alimentar a los niños más pequeños cuando la lactancia materna no es posible y mientras se va introduciendo la alimentación complementaria. Con 18 meses tu hijo se estará alimentando ya con cuchara y masticando alimentos más sólidos, así que puede ser un buen momento para explicarle que se está haciendo mayor y que vais a regalarle una taza para que empiece a beber la leche. Como todo cambio, debéis hacerlo poquito a poco y sin presionarlo. Además, el uso en mayores de dos años del biberón parece estar relacionado con la aparición de problemas dentales como la maloclusión (los dientes inferiores no se corresponden con sus respectivos superiores al cerrar la boca). Y lo que sí que está demostrado es que en los niños que permanecen con el biberón en la boca, el contacto continuo de los dientes con la leche, zumos u otras bebidas azucaradas, favorece la aparición de caries en todos sus dientes (“caries del biberón”). Esperamos haber respondido a tu consulta, si tienes cualquier otra duda ponte de nuevo en contacto con nosotros. Muchas gracias.

Buenas tardes, mi hijo de 4 años lleva unos días quejándose de la pierna derecha. Es un niño muy inquieto y ahora apenas se mueve porque dice que le duele y además está cojeando. Su pediatra me dijo que podía ser una sinovitis de la cadera, que le diera “dalsy” unos días y no forzara a andar. ¿Cuánto tiempo tiene que estar sin andar y cuánto le va a durar? ¿Pueden ser dolores de crecimiento? (Begoña)

Buenas tardes Begoña, la sinovitis transitoria de la cadera es una inflamación de la articulación de la cadera, de causa desconocida y que suele ocurrir una o dos semanas después del padecimiento de un proceso infeccioso de vías respiratorias superiores. Se caracteriza porque, como en el caso de tu hijo, comienzan con cojera y dolor referido a nivel de la cadera, ingle, parte anterior del muslo e incluso rodilla. El niño puede andar pero generalmente su marcha es dolorosa, de ahí la cojera y que el propio niño no quiera andar. La duración de esta patología suele ser en torno a una semana, por lo que será el tiempo que tu hijo deberá permanecer en reposo relativo, además será él mismo el que te indique cuando se encuentra bien y empezará de nuevo a moverse como habitualmente. En cuanto a si pueden ser dolores de crecimiento, con los datos que nos aportas, no lo parecen. Los dolores de crecimiento, a  pesar de su nombre, no suelen deberse al crecimiento, sino más bien a una excesiva actividad muscular, y el dolor, que en general aparece en las extremidades inferiores, es intenso, de aparición súbita durante la noche y suele durar sólo unos minutos, pudiendo el niño andar. Por último, si la cojera de tu hijo dura más de dos semanas a pesar del reposo y del tratamiento con antiinflamatorios, te recomiendo que consultes de nuevo con tu pediatra para revaluar al niño. Esperamos haberte ayudado a solucionar tus dudas.

Os sigo desde hace un tiempo y me gusta mucho vuestra página. Tengo una niña de 5 meses, de momento su alimentación consiste únicamente en el biberón. En casa esterilizamos sus biberones todos los días ¿está bien? ¿Es necesario? Hemos estado estos días con la familia y mi hermano me ha comentado que no hace falta y que ellos no han esterilizado nunca el biberón con su hijo. Gracias. (Leire)

Hola Leire, muchas gracias por tu apoyo. Tu hermano tiene razón en cuanto a que no es necesaria la esterilización del biberón, siempre que se mantengan unas normas mínimas de higiene. Antes y después de preparar el biberón hay que lavarse las manos, se debe lavar el biberón con detergente y agua, en principio del grifo (depurada y clorada), si ésta es de suficiente garantía para el consumo humano.  En el caso de que no se pueda asegurar que el agua es potable y está controlada adecuadamente, existen, como ya conocerás, diversos métodos de esterilización de los biberones y sus tetinas: el método tradicional de sumergir y hervir los utensilios, o métodos más modernos, y algo más caros, como son los productos desinfectantes del agua, y los aparatos esterilizadores por efecto del vapor, algunos de los cuales funcionan en el microondas. También te comento que el agua que utilices para preparar los biberones de tu hija, tampoco es necesario que sea estéril, basta con que esté adecuadamente controlada, aunque se tiende a utilizar agua mineral envasada, ya que en algunas zonas el agua del grifo tiene niveles altos de sodio y metales pesados, lo cual no es aconsejable. De todas formas si para una mayor tranquilidad, se decide esterilizar el biberón, esto puede ser útil los primeros meses, pero a partir de los 4-5 meses se puede dejar de hacer. Ten en cuenta que a partir de esta edad empiezan a llevarse a la boca todo lo que cae en sus manos, así que no tiene mucho sentido seguir esterilizando, bastarán las normas que hemos comentado anteriormente.

Temporalmente nuestra sección “Tu Pediatra Responde” no va a seguir funcionando, pero podéis seguir mandando vuestras consultas pinchando en la imagen que tenéis a continuación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, ,

Desarrollado por WordPress. Diseñado por WooThemes