Superior

Picaduras de animales ¿qué hacer y qué no?

Puntúa este artículo

mosquito Foto: levante-emv.com

Las más frecuentes son las producidas por insectos, como pueden ser los mosquitos, abejas, avispas, pero en ocasiones nos encontramos con otras menos frecuentes como las de arañas, escorpiones o alacranes, serpientes, chinches, garrapatas, hormigas, pulgas, orugas, medusas o erizos. Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), cada año mueren en España entre 10 y 20 personas debido a la alergia al veneno de avispas y abejas, y la mitad de las reacciones requiere atención de urgencias, por lo que es un tema a tener en cuenta por los padres.

Prevención de las picaduras

Algunos consejos que pueden ayudar a la prevención de las picaduras de estos animales son:

–         Vestir ropa de colores claros, poco llamativos, ya que los insectos sí se dirigen con mayor frecuencia a personas con ropa de color llamativo. Si se sale al amanecer o al anochecer, intentar cubrir la mayor parte del cuerpo con ropa, son las horas en las que lo mosquitos pican más.

–         No utilizar colonias, perfumes, jabones o cremas que lleven un olor intenso, porque también les atrae.

–         Utilizar repelentes, dejaros aconsejar por el farmacéutico y comentarle si estos les vais a usar sobre niños, ya que existen repelentes especiales para ellos.

–         Si tenemos mascotas en casa, habrá que vigilarlas, seguir todas las vacunaciones e indicaciones del veterinario. Las garrapatas son muy amigas de adherirse a las mascotas, y también abundan en zonas muy cubiertas de hierba o con maleza.

–         Hay que mantener una buena limpieza e higiene del hogar para evitar el anidado de insectos. Si es posible pon mosquiteras en la ventana (es una inversión que merece la pena) y utiliza insecticidas, aunque deberás posteriormente ventilar adecuadamente las estancias rociadas. Si no tienes mosquiteras, evita dar la luz de la habitación con la ventana abierta, ya que acudirán los insectos a dicho punto de luz.

–         El olor de la comida o de bebidas gaseosas también atrae a los insectos, habrá que tenerlo en cuenta si vais a comer al aire libre.

–         El agua estancada es un hábitat ideal para insectos como los mosquitos, así que habrá que vaciar el sobrante de las macetas o regaderas.

–         Existen muchos inventos caseros para que estos molestos insectos caigan en la trampa, por probarlos no pasa nada…: un vaso con cerveza (avispas), tiras pegajosas, bolsas con agua colgando, un plato con una rodaja de limón y clavos encima, hojas de albahaca en la ventana, etc.

–         Nunca hay que tocar las medusas ni partes de ellas, aunque estén fuera del mar y parezcan muertas, pueden seguir produciendo la picadura por contacto un tiempo después de su muerte.

medusas

Foto: diariomedico.com

Tratamiento de las picaduras: qué hacer

  1. Picaduras de insectos:

–         Si se ha quedado dentro el aguijón, habrá que intentar sacarlo con unas pinzas previamente desinfectadas. No presionéis nunca directamente la parte afectada para hacer salir el aguijón, pues podemos facilitar el paso del veneno inyectado a la sangre. Si no se ve o se ve y no se puede sacar, acudid a un centro sanitario para hacer una incisión y sacarlo.

–         Lavar muy bien la zona con agua y jabón y después desinfectarla con un antiséptico. En caso de dudas sobre el antiséptico no dejéis de leer: Mitos y realidades en la desinfección de heridas y uso de antisépticos y Curar heridas en niños: ¿sabemos qué tenemos que hacer?

–         Aplicar frío local, nunca en contacto directo con la piel, sino envuelto en paños, tela o similares, con el fin de disminuir la hinchazón que se produzca.

–         Si el picor es intenso y no remite, en las farmacias venden lápices aplicadores que contienen amoniaco entre otros productos, y que actúan contra el picor.

–         Si la reacción es considerable, acudid al centro sanitario para que lo valore y decida si debe administrar antihistamínicos.

–         Si la picadura es en la boca, darle a chupar algo frío y trasladarle al centro sanitario, si se inflama rápidamente podría obstruir las vías respiratorias.

2.   Picaduras de erizos y medusas:

–         Lavar la herida que se produzca con el mismo agua de mar, para que por arrastre se lleve toda la suciedad.

–         Si la picadura es de erizo, conviene extraer cuanto antes las púas, y asegurar se bien de que ha salido completa y no ha quedado ningún resto dentro de la piel.

–         Lavar la zona con agua y jabón y aplicar un antiséptico.

–         Si han quedado más púas, o trozos de algunas, o bien la reacción que ha provocado es más importante o es una picadura de medusa, es conveniente que acudáis a un centro sanitario para que lo evalúen y lo traten.

–         Utilizar frío local para bajar la inflamación y se podrá aplicar una crema con analgésico o antiinflamatorio, siempre que no sea alérgico a ellas.

–         Las medusas pueden provocar con su picadura lesiones similares a las urticarias, con ardor, hinchazón, ampollas y en casos más graves pueden darse úlceras, náuseas, vómitos e incluso la pérdida de consciencia, por lo que es conveniente vigilar unas horas después de la picadura de estos animales.

3.   Otras picaduras:

–         Si han sido garrapatas, se puede rociar la zona con alcohol antes de extraerla, a continuación con unas pinzas se extrae sin apretar, pero tirando firmemente en dirección perpendicular a la piel. Lavar la zona con agua y jabón y usar un antiséptico. Si la reacción es mayor o no mejora habrá que acudir al centro sanitario.

–         Chinches, pulgas y orugas: lavar la zona con agua y jabón, usar antiséptico y aplicar frío para la inflamación. En el caso de orugas, mirar antes de limpiar que no haya pelos adheridos, para retirarlos se puede usar un trozo de celo que se aplica y se retira. Si las molestias son importantes consultar en el centro sanitario para usar antihistamínicos o cremas con corticoides.

–         Serpientes y alacranes o escorpiones: lo mejor en estos casos es acudir de urgencia a un centro sanitario. De los más de 1500 tipos distintos de alacranes existentes, solo alrededor de 50 tienen un veneno mortal para nosotros.

Qué no hacer

 

–         No apliquéis barro ni arcilla sobre picaduras por mucho que tradicionalmente se diga, ya que lo único que lograréis es aumentar las posibilidades de infección

–         No hay que apretar la zona o pellizcarla para intentar sacar los aguijones, lo más probable es que así se rompa y/o se disemine el veneno que haya por la zona.

–         Si la picadura es de serpiente o alacrán, nunca succionar el veneno con la boca, no hacer cortes en la herida para que sangre más ni tampoco utilizar torniquetes para que no “suba” el veneno, dejemos las películas y la series de supervivencia para la ficción. Acudir a un centro sanitario especializado y si el animal esta muerto, cogerlo con guantes en algún recipiente y llevarlo también al centro sanitario para su identificación por un especialista.

–         Ante picaduras diversas no pongáis nunca calor local que facilitará la absorción del veneno.

–         Ni os asustéis ni le quitéis importancia, la justa, pero en caso de duda acudid siempre a un centro sanitario.

bebé alergias

Foto: josechuguijon (Flickr)

Alergias

En ocasiones la reacción que nos provoca la picadura puede ser mucho mayor debido a la existencia de una alergia y se pueden llegar a producir síntomas como náuseas, vómitos, taquicardia, hinchazón excesiva de la zona, urticaria intensa por todo el cuerpo, mareos, dificultad respiratoria e incluso pérdida de consciencia.

Sobra decir que cuando se produzcan alguno de estos síntomas debéis acudir rápidamente al centro sanitario, con el fin de aplicar la medicación oportuna para detener el transcurso del posible shock anafiláctico.

Los niños que tienen alergia a los venenos de determinados insectos como las avispas o abejas, pueden ser tratados a través de vacunación inmunoterápica, consultado previamente por un alergólogo que la haya pautado. Aquellos que sean alérgicos y no hayan sido vacunados podrán llevar siempre consigo bolígrafos precargados con una dosis de adrenalina, también previamente indicados por su alergólogo, con la finalidad de que si se produce la picadura y comienzan los síntomas, pincharse rápidamente para evitar el shock.

Espero, como os digo siempre, que no tengáis que utilizar todos estos consejos e indicaciones, pero si llega el caso es mejor que los tengáis en mente o al menos cerca para recurrir a ellos.

No olvidéis comentar en nuestra página de Facebook

Enlaces recomendados

–        Niños y picaduras de insectos

–        Protege a los niños contra los insectos

–        Un verano libre de picaduras

–        Picaduras de insectos

–        Cómo prevenir picaduras de garrapatas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, , , , , , ,

Desarrollado por WordPress. Diseñado por WooThemes