Superior

8 recomendaciones para prevenir la ronquera o disfonía infantil

Puntúa este artículo

disfonía o ronquera infantil

 

Si vuestro hijo es propenso a la ronquera infantil o disfonía, estas recomendaciones os pueden ayudar a prevenirlas.

Foto por rogarrido

 

Cómo prevenir la ronquera o disfonía infantil

1. Hidratación

Es muy importante mantener las cuerdas vocales hidratadas, por lo que hay que acostumbrar al niño a beber agua aunque no tenga sed. Los niños muchas veces están distraídos jugando y se olvidan de beber, por eso nosotros se lo tendremos que recordar a menudo.

 

2. Alimentación adecuada

Hay que evitar las comidas demasiado abundantes, los alimentos picantes e irritantes y la ingesta abusiva de bollería que estimula las secreciones mucosas volviéndolas más densas.

Tampoco son recomendables los caramelos de menta o eucalipto ya que resecan la garganta.

No son aconsejables las bebidas demasiado frías o calientes.

 

3. Ser modelos para nuestros hijos

Nosotros somos el modelo que nuestros hijos van a imitar, así que procuraremos hablar en un volumen de voz moderado evitando los gritos. También beberemos agua a menudo, enseñándole a nuestro hijo lo importante que es.

 

4. Controlar el entorno y el ambiente siempre que sea posible.

Se trata de evitar ambientes muy ruidosos en la medida de lo posible. En casa tener la tele y la música a un volumen bajo para que no haya que elevar la voz.

No se debería de fumar delante de los niños, ni llevarles a sitios con mucho humo. Tampoco es aconsejable el humo de las chimeneas.

Hay que intentar evitar los cambios bruscos de temperatura. El ambiente no debería de ser ni demasiado seco ni excesivamente frío o húmedo. Sería bueno utilizar un humidificador cuando se pone la calefacción.

 

5. Evitar el abuso vocal de vuestros hijos.

El niño con disfonía no debería de gritar en espacios abiertos. Se le pueden enseñar alternativas para llamar a la gente como silbar.

Se le debe enseñar al niño que siempre que pueda se acerque a la persona con la que va a conversar y que hable de uno de uno. No se debe dejar hablar al niño en los momentos en que empuja o levanta objetos pesados.

Intentar evitar que grite mientras hace deporte, corre, salta, etc. Enseñar al niño a que no carraspee y que evite la voz susurrada.

 

6. Promover un adecuado descanso.

El niño debe tener un descanso regular y estable, durmiendo las horas suficientes adecuadas a sus necesidades para favorecer el descanso vocal.

Además se le puede enseñar al niño a utilizar el bostezo como forma de relajar sus cuerdas vocales.

 

7. Enseñar al niño unas pautas respiratorias adecuadas.

Es importante que el niño respire por la nariz y no por la boca. La nariz humidifica, calienta y filtra el aire, funciones que no hace la boca.

También sería bueno que el niño aprendiera la respiración abdominal para que la utilizara de forma habitual.

 

8. Fomentar una correcta higiene de las fosas nasales.

Para que los niños respiren por la nariz y no por la boca, la nariz debe estar limpia y despejada. Por eso es importante enseñar a los niños pequeños a sonarse la nariz. Además, en algunas ocasiones, será necesario para la higiene de las fosas nasales la utilización de suero fisiológico.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, , , , , ,

Desarrollado por WordPress. Diseñado por WooThemes