Superior

Un padre a la carrera

Puntúa este artículo

Aquí os presento en clave de humor un día de mi vida, pretendo solamente compartir el día a día que muchos tenemos, leerlo y pasad un buen rato. He escogido un lunes por ser el día que más jaleo puedo tener por la tarde, aunque el resto de las tardes tampoco se quedan nada cortas.

superpapá Foto: Xavier Fargas (Flickr)

Lunes (uno cualquiera):

 

3:00 h.: La pequeña ha decidido que era un bueno momento para estar lúcida y llamar unas cuantas veces a papá y a mamá. Solamente pasa 1:30 h. hasta que finalmente deja amablemente de solicitar nuestra presencia.

 

● 6:05 h.: Toca levantarse, hay que conseguir despegarse de las sábanas como sea, queda todo el día por delante…

● 6:15 h.: Estoy desayunando a la vez que veo las noticias, por eso de estar un poco informados de lo que pasa en el mundo.

● 6:30 h.: Me pongo delante del ordenador para aprovechar 30 minutillos, lo justo para leer el correo y mirar un momento el blog, hay que comprobar las estadísticas del día anterior y ver que todo está en orden. Si sobran 5 minutos sigo escribiendo algún artículo, publicando alguna noticia o leyendo comentarios.

● 7:05 h.: Corriendo a la ducha, en nada hay que levantar a las canijas y prepararlas para los coles. Menos mal que mi mujer está en casa y no de guardia, porque lo de las coletas y las trenzas es mi asignatura pendiente.

● 7:30 h.: Comienza la carrera contrarreloj hasta que salimos a las 8:20 h de casa. Viste, peina, prepara almuerzo y acabar de preparar nuestra comida que estaba a medio hacer. Mientras, estás “sutilmente” alentándolas para que dejen de mirar la pared y acaben el desayuno lo más rápido posible.

● 8:20 h.: Salimos zumbando en el coche, (mi mujer se ha ido hace 10 minutos, hoy la toca guardia, así que hasta mañana a las 15:30h. de la tarde no nos veremos), para dejar a la peque en la guardería y llevar a mi suegra a la mayor, para que luego ella la lleve al colegio a las 9:00 h.

● 8:45 h.: Salgo a toda velocidad de casa de mi suegra, después de tardar 5 minutos en despegarme de la mayor, que hay días que no la hace especial gracia eso de que la deje como si fuera de SEUR, como una entrega urgente.

● 8:50 h.: He llegado de nuevo al garaje de mi casa con el fin de dejar el coche y coger la moto, ya que donde tengo el trabajo es en todo el centro y es todo zona azul. Entre pagar la moto, el seguro y la gasolina, o la zona azul o alquilar una garaje, al final lo más práctico y a la larga más económica era la opción moto.

● 9:05 h.: Aparco la moto y me doy una carrerita para no llegar mucho más tarde, ya que si no es por la moto, no sé a qué hora llegaría. Hay como unos tres atascos a esas horas en el trayecto que hago debido a las entradas a los colegios.

● 9:10 h.: Llego a la oficina y comienza la jornada hasta las 15:10 más o menos, no destaco más de la mañana. Solo añadir que hoy es lunes y no me toca hacer la tarde si no a las 17:00 estaría otra vez en la oficina hasta las 19:30h.

● 15:10 h.: Salgo pitando para ir a recoger a las peques de casa de mi suegra, llego allí sobre las 15:25 h. y consigo llegar a casa con ellas a las 15:45 h. 10 minutos después consigo convencerlas para que se echen un rato de siesta. Aprovecho velozmente para comer y sacar un ratito con el que avanzar en el máster que estoy realizando o bien ponerme con el blog o bien terminar de preparar la clase que tengo que dar en unos días a 40 alumnos durante 5 horas.

● 16:55 h.: Levanto rápido a las peques y las visto, intento darlas algo de fruta para merendar y a las 17:20 h. tenemos que salir por la puerta para llevar a la mayor a la clase de inglés, menos mal que la academia está al lado de casa.

● 17:30 h.: Salgo pitando con la pequeña después de dejar a la mayor en inglés, para llevarla a la otra punta de la ciudad, porque a las 18:00 h. comienza su clase de música. Y sí, las actividades extraescolares son una opción, pero ellas se lo pasan muy bien, así que habrá que seguir haciéndolo.

● 18:05 h.: He dejado a la pequeña en música y salgo pitando a buscar a la mayor que sale, al lado de casa, de clase de inglés a las 18:30 h. La recojo y pitando otra vez a la otra punta de la ciudad a recoger a la pequeña que sale a las 19:00 h. de clase de música.

● 19:25 h.: Llegamos los tres a casa algo cansados, pero ellas están contentas, ya que, gracias a Dios, disfrutan de sus clases extraescolares. Las dejo jugando unos 30 minutillos en lo que organizo ropas, mochilas, papeles…

● 20:00 h.: Toca bañarlas y preparar la cena. Es un rato en el que disfrutamos un poco de nosotros mismos, hablamos del día y al final de la cena, como dos polluelos hambrientos, me reclaman su sesión de cuentos.

● 21:50 h.: ¡He conseguido acostarlas! Toca ir un ratito a la cocina para medio hacer la comida del día siguiente.

● 22:20 h.: Lista la comida, en función del cansancio me pongo un rato con el ordenador o con el máster o con la novela o haciendo zapping y cuando alrededor de las 12 me muero de sueño me voy a la cama.

● 00:05 h.: Me meto en la cama soñando con que la pequeña no me tenga dos horas en pie por la noche, y pudiendo descansar algo. Espero que a mi mujer no la metan demasiada caña en la guardia y que pueda descansar un poquito, aunque lo tendrá complicado.

Bueno aquí acaba mi lunes, agotador, pero satisfecho de haber podido superar un día más, de haberme encargado de todo y de saber que mis hijas están bien atendidas.

Vuelvo a repetiros que la pretensión del artículo es divertir en plan Show de Benny Hill, no considerar que mi día a día sea más lioso que el de otros, les habrá que lo tengan peor y otros que lo tengan mejor.

Espero que os guste, por cierto podéis compartir con nosotros comentarios sobre vuestros “día a día” y cualquier anécdota simpática que os parezca, así podemos conocer las particularidades de los demás en su lucha semanal. Si queréis comentar no olvidéis hacerlo en nuestra página de Facebook.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, , , ,

Desarrollado por WordPress. Diseñado por WooThemes