Superior

Su primer día de colegio

Puntúa este artículo

Su primer dia de cole

¿Tu retoño va a afrontar su primer día de colegio? Es un cambio importante para toda la familia que a veces no sabemos muy bien cómo afrontar. En este artículo daremos algunas claves que te ayudarán en este nuevo reto.

Foto por Ella Novak vía Flickr

1. Afianzar aprendizajes que son necesarios en el colegio

En el colegio el niño ya no debe llevar pañal, incluso en algunos centros no cambian al niño cuando tiene un escape y son los padres los que deben acudir a ponerle ropa limpia. Así que, debes enseñar a tu hijo hacer pis en el baño un tiempo antes de que acuda al colegio para que afiance este aprendizaje y no tenga demasiados accidentes.

Además en la mayoría de las escuelas el niño deberá ir solo al baño, así que también debe saber quitar y ponerse solo la ropa, subir al baño, limpiarse y lavarse las manos

Si tu hijo se va a quedar en el comedor, ten en cuenta que allí deberá comer solo y gran variedad de alimentos, así que si ya lo hace así en casa no le resultará tan problemático comer en otro sitio.

2. Anticipar positivamente lo que se encontrará en el colegio.

Es bueno contarte al niño cosas del colegio, las actividades que hará (pintar, cantar, bailar, jugar) , los niños a los que conocerá y si es posible llevarle a ver el colegio, su clase y presentarle a su profesora.

Si tiene hermanos, puede ayudar que le cuenten las cosas que les gusta de su cole. Leer cuentos sobre el colegio y contarles recuerdos positivos vuestros de cuando ibais a la escuela, hará que el niño se vaya formando una idea agradable de lo que se va a encontrar.

También puede ser bueno que el niño participe en la compra de la ropa para el cole o el material escolar. Y ya el día antes que ayude a preparar la ropa y el  almuerzo del día siguiente.

3.  Adaptar nuestros horarios a los del colegio con anterioridad.

Que el niño vaya muerto de sueño o hambriento al colegio, a la vez que nervioso por el cambio no va a resultar de mucha ayuda. Así que, sería positivo, que una semana o dos antes vayamos ajustando su hora de acostarse, levantarse, comer o dormir la siesta a los horarios que tendrá cuando vaya al colegio.

4. Transmitir al niño seguridad

Que el niño acuda a la escuela es un gran cambio para él pero también para sus padres. Así que es normal que os sintáis inseguros y preocupados por la reacción del niño, cómo estará, etc. Pero es importante que aunque estéis nerviosos no le transmitáis al niño nuestros miedos y que le habléis siempre del colegio con alegría y vuestra actitud también demuestre sentimientos agradables.

Su primer día de colegio es normal que el niño se sienta asustado y llore, lo que no tenemos que hacer es quedarnos más de la cuenta en la entrada intentando consolarle, chantajearle con expresiones como “no llores que mamá se pone triste” o mentirle para intentar que se calme diciéndole por ejemplo “voy a aparcar el coche y vengo” o “estoy aquí fuera”. Mintiéndole perderá la confianza en nosotros y alargando la despedida o chantajeándole el niño sentirá que realmente es algo malo dejarle en el colegio y que es razonable que le consuelen.

Tampoco ayudará si al recogerle está llorando y le hacemos comentarios del tipo “pobrecito mío, ¿te dejó mamá solito?” El niño se quedará con que el colegio es algo malo y que le dejamos allí porque no nos queda otro remedio.

Sería bueno para reforzar su seguridad, que el primer día de cole, o mejor toda la primera semana, seáis los padres los que vayáis a llevar y recoger al niño al colegio y es muy importante que seáis puntuales a la salida.

5. Brindar al niño comprensión

Es normal que el niño se sienta asustado o nervioso los primeros días de colegio, a los adultos también nos pasa cuando empezamos un nuevo trabajo o actividad.

Si el niño llora, siempre mostrándonos nosotros tranquilos,  le podemos consolar y decir que es normal que se encuentre nervioso o asustado cuando va a hacer algo que es nuevo para él, que a mamá o a papá también les pasó en su primer día de colegio pero que cuando vieron lo que era y conocieron a sus amigos les gustó y quisieron volver.

Además es habitual que esos días el niño se muestre más nervioso en casa, enfadado o no se quiera separar de vosotros. Para el niño es un gran cambio y hay que intentar ser más pacientes y condescendientes estos días.

Por supuesto, no es un buen momento para iniciar otros cambios en la vida del niño como quitarle el pañal, ponerle a dormir solo si no lo hacía anteriormente o mudarnos de casa.

 

La escuela es un reto importante para el niño, pero a la vez una gran oportunidad de aprender nuevos conocimientos y establecer relaciones con sus iguales.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, ,

Desarrollado por WordPress. Diseñado por WooThemes