Superior

Rabietas: 10 consejos para educar a nuestros hijos

Rabietas: 10 consejos para educar a nuestros hijos
1 (20%) 1 vote

El llanto y las rabietas son un medio a través del cual los niños de entre año y medio y tres años pueden descargar sus frustraciones y enfados o bien llamar la atención. Son su válvula de escape. A esta edad sus grandes deseos de independencia y de autonomía van a chocar con los límites que les imponemos los padres y además también influyen de forma importante sus limitaciones para expresarse, sus limitaciones físicas, el sueño, el cansancio, el hambre o el aburrimiento. Esta conducta infantil va desapareciendo con el crecimiento, ya que a partir de los 5-6 años nuestros hijos han desarrollado otras habilidades que les permiten expresarse y pueden prescindir de las rabietas. Si estás interesado en conocer como evitar las rabietas de tus hijos o qué hacer cuando se producen puedes leer Rabietas: ¿Qué hacer cuando estalla la tormenta?.

niño rabieta 3

Foto: Stoper (Flickr)

A partir del año y medio, la mayoría de nuestros hijos, entienden lo que les pedimos, por lo que es un buen momento para establecer unas normas. Los que debemos marcar las pautas somos los padres, pero ¿cómo hacerlo?

¿Cómo dar normas a los niños pequeños?

1. Las órdenes deben ser claras y específicas (“recoge los juguetes” en lugar de “me gustaría que recogieras los juguetes”).

2. Ten en cuenta la edad de tu hijo y exprésate en un lenguaje comprensible para su edad. Se justo con las normas; no podemos reprender a nuestro hijo, que está aprendiendo a comer, porque se le cae la comida y se mancha el pantalón nuevo.

3. Da órdenes cortas; no le pidas muchas cosas a la vez, mejor de una en una.

4. Todos los adultos al cuidado del niño deben aplicar las mismas normas y no deben ser contradictorias entre sí (deben seguirse las mismas pautas en nuestra casa, en la de los abuelos, en la guardería etc. porque sino lo único que conseguiremos es confundir a nuestro hijo).

5. Pídele las cosas con un tono amable. La disciplina y la educación de nuestros hijos no están reñidas con la dulzura.

6. Trata a tu hijo con respeto, igual que te gusta que te traten a ti. No recurras nunca al castigo físico, ni al insulto ni al trato verbal vejatorio.

7. Evita las amenazas verbales, pídeselo de forma positiva. En lugar de “Como no has recogido los juguetes no irás al parque” dile “Cuando recojas los juguetes podrás ir al parque”.

8. Cuando tu hijo realice algo que no debe, ríñele por ese acto, y recuerda que eso no define al niño. No debemos utilizar frases del tipo de “Eres un niño malo”, es mejor decirle “Esto que has hecho está mal”.

9. Fomenta su buena conducta y no te olvides de felicitarlo al cabo del día por todo lo que va haciendo bien.

10. Debemos predicar con el ejemplo, somos sus modelos para todo. Así que no podemos pedir a nuestro hijo que no chille o que no diga tacos, y nosotros hacerlo diariamente en nuestras conversaciones.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Cómo educas a tus hijos? ¿Cómo consigues que te hagan caso cuando les pides las cosas? Danos tus consejos.

Enlaces recomendados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, , ,

Desarrollado por WordPress. Diseñado por WooThemes