Superior

¿Qué podemos hacer ante un niño inconsciente?

Puntúa este artículo

Niño inconsciente

Foto de  mpisti

Continuando con la serie de artículos relacionados con la salud y cuidados de nuestros hijos y dentro del área de primeros auxilios, os dejamos este artículo en el que vamos a conocer cuáles son las medidas recomendadas ante un niño inconsciente.

Cuando nos encontramos ante este tipo de emergencias, muchas veces no sabemos bien cómo reaccionar, ya que son situaciones de gran estrés, en las que las medidas que adoptemos en los primeros minutos son cruciales para la supervivencia del niño. No olvidemos que si ya es estresante un evento de este tipo en un adulto, como padres lo viviremos de una forma totalmente distinta, aunque la víctima no sea nuestro hijo.

Situaciones que pueden derivar en un estado de inconsciencia

Son varias las posibles causas que pueden hacer perder el conocimiento a un niño: convulsiones, hipoglucemias en niños diabéticos, traumatismos craneoencefálicos, síncopes, etc. Lo más importante es, que si no sabemos cuál ha sido la causa y cómo tratarla, tenemos que conocer una serie de sencillas maniobras para evitar que el estado de salud del niño empeore, mientras esperamos la llegada de los servicios de emergencias.

En este artículo vamos a ver las primeras maniobras ante un niño inconsciente. Dejamos para otro momento la actuación en caso de parada cardiorrespiratoria. Siempre recomiendo completar esta información con videos y mejor todavía si podéis realizar algún curso en primeros auxilios que incluya soporte vital básico, porque como realmente se aprenden estas técnicas es mediante prácticas simuladas con maniquíes.

Manejo del niño inconsciente

Vamos por la calle y nos encontramos a un niño que está inconsciente ¿qué hacemos? Que no cunda el pánico, vamos a ver cuáles son las maniobras recomendadas de actuación.

1. Evaluar el estado de inconsciencia

Tenemos que comprobar que el niño realmente está inconsciente. Para ello le sujetaremos por los hombros y le aplicaremos algún movimiento o estímulo doloroso mientras le preguntamos en voz alta ¿Te encuentras bien?

Método para comprobar el estado de consciencia en el niño

– Si el niño responde, le preguntaremos qué es lo que le ha pasado y solicitaremos la ayuda médica necesaria.

– Si el niño está inconsciente, es el momento de pedir ayuda a alguien que pase por allí.

2. Si el niño está inconsciente

En este punto tenemos que ver si el niño respira o no, porque nuestra actuación será distinta si estamos ante una parada cardiorrespiratoria. Para ello abriremos las vías respiratorias del niño antes de comprobar si está respirando. La maniobra recomendada actualmente es la de frente-mentón: colocamos una mano en la frente y otra en el mentón y procedemos a extender la cabeza del niño hacia atrás mientras abrimos la boca. Esta extensión será menor cuanto más pequeño sea el niño (y en bebés no se extiende).

Ahora debemos comprobar si el niño está respirando. Para ello, nos agachamos junto a su cara y hacemos la triple comprobación durante unos 10 segundos: con los ojos vemos si se eleva el tórax del niño, con los oídos oímos la respiración y con la piel de nuestra mejilla sentimos el aire de cada exhalación.

Método para comprobar la respiración en niños

2a. Si el niño respira, tendremos que colocarle en una posición denominada “de espera” o “posición lateral de seguridad”. Se llama así porque en esta posición el niño no tiene comprometida la respiración y en el caso de que se produjese un vómito, este no entraría en las vías respiratorias agravando la situación. Lo que haremos será colocar al niño en una posición lateral estable.

Vamos a describir una forma de realizar la posición lateral de seguridad en niños grandes (para niños más pequeñitos, bastaría con ponerles de lado y abrir las vías respiratorias). Nos arrodillaremos frente al niño en el lado hacia donde vayamos a girarle. Colocaremos su brazo más cercano a nosotros flexionado y la mano más alejada del niño bajo su mejilla. Doblaremos la pierna más alejada y tiraremos hacia nosotros hasta que el niño quede en una posición estable.

En esta posición podremos dejar unos minutos al niño para activar el Servicio de Emergencias y esperar a la ayuda. Es recomendable reevaluar si el niño sigue respirando cada 2 minutos.


2b. Si el niño no respira. Nos encontraremos ante una situación más grave que requerirá medidas de reanimación cardio-pulmonar. Para no agobiaros mucho, este tema lo trataremos en un artículo dedicado a las maniobras de reanimación cardio-pulmonar en niños.


Puedes ampliar la información en los siguientes enlaces y en cursos específicos. También tendrás información más detallada en el ebook que estamos preparando sobre Primeros Auxilios para padres.

Si te ha gustado el artículo, compártelo con un amigo y deja algún comentario en nuestra página de Facebook.

Enlaces recomendados:

– Recomendaciones RCP del Consejo Europeo de Resucitación del año 2005

– Recomendaciones RCP de la Asociación Americana del Corazón AHA 2005 (en inglés)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, , , ,

Desarrollado por WordPress. Diseñado por WooThemes