Superior

Papá, ¿me ayudas a estudiar? Técnicas de estudio para ayudar a tu hijo

Puntúa este artículo

ayudar con los deberes
Como a cualquier padre, me preocupa, que en el futuro, mi hijo tenga una estabilidad y un bienestar. Una forma de conseguirlo, es que tenga buenos resultados académicos, y adquiera unos estudios que le permitan encontrar un trabajo y desenvolverse sin problemas en este mundo. Ayudar a estudiar a nuestros hijos, es la forma que tenemos de contribuir a ello y, para asegurarnos, en un alto porcentaje, los buenos resultados, podemos utilizar unas técnicas de estudio con el fin de enseñarle a estudiar mejor.

 

Hay cuestiones del azar en nuestras vidas, que no podemos controlar, pero hay otras muchas, en las que sí podemos influir y actuar, en este caso como padres. Una de esas cuestiones en las que sí podemos participar con ellos, es ayudarles en el estudio, por lo menos hasta que ya no necesiten esa ayuda. Una vez que ya hayáis seguido las recomendaciones básicas que os expliqué en el artículo sobre consejos para el estudio, podemos pasar a enseñarles técnicas de estudio, que les pueden facilitar la labor. Como siempre os digo, cuanto antes comencéis con ellos, mejores resultados, no esperéis a que ellos os lo pidan o a que sean demasiado mayores, podemos ayudar a estudiar a nuestro hijo desde niño. Vamos a clasificarlas, y dentro de cada categoría os explico las más significativas y útiles.

 

TÉCNICAS DE SELECCIÓN

Seleccionar la información relevante, para simplificar y reducir su extensión, y así procesarlo más profundamente y con mayor facilidad. Aquí tenemos 4 técnicas básicas que todos hemos usado alguna vez en nuestra vida estudiantil:

  • Subrayado: destacar las ideas del texto que consideramos más importantes. Hay que subrayar lo más general, para que luego se pueda recordar el resto del texto. Primero se lee todo el texto, para tener una idea general de él, y luego ya se comienza a subrayar. ¡Cuidado!, el exceso de subrayado, disminuye la eficacia del estudio.
  • Resumen: consiste en capturar las ideas esenciales del texto y, al mismo tiempo, reducir su extensión. ¿Cómo hacerlo?: suprimimos las partes que no son importantes, eliminamos aquello que es redundante o repetitivo y sustituimos el tema general, que nos ha proporcionado el autor, por una o dos oraciones que lo expliquen.
  • Extracción de las ideas principales: consiste en extraer la idea que resume el contenido del texto. Esta técnica es fundamental para realizar adecuadamente las dos anteriores. Para enseñárselo: le decimos la técnica y en qué consiste, le presentamos ejemplos y le pedimos que lo aplique a ejercicios prácticos bajo nuestra supervisión.
  • Esquema: consiste, al igual que el resumen, en capturar las ideas esenciales del texto y reducirlo de extensión. Pero cambia en la manera de organizar estas ideas capturadas; las vamos a presentar con forma de estructura (ideas generales y con líneas o llaves, las ideas subordinadas). Cuando a los estudiantes se les presenta un esquema inicial, previo al texto a aprender, la comprensión mejora.

 

TÉCNICAS DE REPETICIÓN

Consisten en repetir la información, para retenerla en la memoria a corto plazo, con el fin de facilitar que se almacene en la memoria a largo plazo. Las dos condiciones que determinan el éxito de ésta técnica son la frecuencia del repaso y la distribución del mismo. A mayor número de repeticiones, mayor éxito en la retención. En cuanto a la distribución, es mejor, y eso lo sabemos todos, ir estudiando y repasando a lo largo de todo el curso, que meterse la paliza dos días antes del examen.

Conviene programarlo, con un calendario delante, sabiendo cuándo es el examen, el número de días que realmente podemos estudiar, la cantidad de materia (folios u hojas, p.e.) que tenemos que estudiar y las horas que le podemos dedicar cada uno de esos días. Haced los cálculos para saber el ritmo que deben llevar cada día, y enseñadles a programarlo, es muy útil (a mi me funcionaba).

 

TÉCNICAS DE ORGANIZACIÓN

Consiste en agrupar o relacionar entre sí, los contenidos seleccionados, en una estructura coherente y significativa. Primero seleccionamos partes de la información, y luego las conectamos con relaciones lógicas. Vamos a ver técnicas específicas:

  • Clasificación: es organizar el material de aprendizaje en fragmentos relacionados. Se puede clasificar en clases generales (o taxonomías), en tipos, o en otras Foto: josesoyo (Flickr) relaciones lógicas como pueden ser: ventajas-inconvenientes, causa-efecto, semejanzas-diferencias, etc.
  • Redes: Es una forma visual de organizar la información, para comprenderla de un vistazo. Veamos gráficamente lo que es un ejemplo de una red

redes técnica de estudio

  • Mapas conceptuales: es representar de un modo gráfico y estructurado, las ideas contenidas en cualquier texto. Las ideas principales se colocan arriba, de forma jerárquica, y por debajo, las vinculamos con las ideas subordinadas.

 

TÉCNICAS DE ELABORACIÓN

Consiste en relacionar los nuevos contenidos que aprendemos, con los que previamente tenemos, con la finalidad de facilitar la retención y el recuerdo, es decir, le damos significado a la nueva información.

Tres técnicas son las más usadas en este sentido:

  • Interrogación elaborativa: consiste en preguntarse el porqué de los datos que intentamos aprender. Ej.: “el agua es fundamental para la vida”, la pregunta sería: ¿por qué es fundamental para la vida? Esto favorece tres cuestiones: la concentración del que estudia, la organización del material y poner en marcha los mecanismos que integran la nueva información, con la que ya teníamos.
  • Analogías: cuando algo sea muy difícil de que lo entienda, es mejor intentar ponerle ejemplos, comparaciones. Eso, es usar analogías. Después, él mismo aprenderá a usarlas para intentar comprender los nuevos conceptos.
  • Reglas nemotécnicas: consiste en asociar el material que debe aprender con imágenes o con frases o palabras, que son más significativos y más fáciles de recordar. Hay distintas técnicas nemotécnicas, vamos a ver cuatro:
    • Método de los lugares: memorizar una serie de lugares familiares, a continuación, memorizar los conceptos que se deben aprender y, por último, asociarlos a los lugares, para posteriormente, recordar estos lugares y así recordar los conceptos.
    • Método del gancho o percha: memorizamos una lista de palabras, que actuarán como perchas o ganchos, luego los conceptos a aprender, y luego los asociamos a esas perchas. Es similar al anterior método.
    • Método de la palabra clave: usamos una palabra clave, cuyas letras componen la frase, que define el concepto que queremos aprender. Es como usar acrónimos, p.e. RENFE, significa Red Nacional de Ferrocarriles Españoles.
    • Método de encadenamiento: asociamos imágenes visuales relacionadas a cada uno de los conceptos a aprender, de forma que, cuando queramos recordar los conceptos, recordamos la imagen que nos llevará a la siguiente, y éstas a los conceptos.

TÉCNICAS DE APOYO

Intentan mejorar la sensibilización de tu hijo hacia el estudio. Abarcan tres ámbitos:

  • Motivación: debemos procurar que nuestro hijo tenga una motivación intrínseca, (no por recompensas externas, como regalos, aunque se puedan emplear en ocasiones), hacia el estudio. Hay varias formas para provocar que, en él, el estudio, se convierta en una actividad más interesante:
    • Desafío: hacedle ver, que el estudio es una forma de que demuestre sus capacidades. Son desafiantes, cuando su nivel es intermedio, ni muy difíciles (que superan sus expectativas de éxito), ni muy fáciles que reduzcan su interés. Esto podéis aplicarlo en todos los ámbitos de su vida, para lograr motivarle.
    • Curiosidad: cuando se le presenta la materia a aprender como algo sorprendente o incongruente con lo que el viene sabiendo o creyendo, aumentará su curiosidad, y facilitará el interés por aprenderlo.
    • Control: debe percibir que sus resultados, dependen de lo que él haga, de su esfuerzo.
  • Actitudes: como os he comentado anteriormente, el ejemplo que podamos darles, es la mejor arma que tenemos. Favorecer en ellos desde pequeños un hábito de estudio con un clima de aprendizaje y de familia adecuados, tanto en lo académico como en lo extraescolar, es fundamental, para lograr buenos resultados. Aplicaros los consejos que os di en el artículo Papa, tengo un examen ¿me echas una mano? Consejos básicos para el estudio y poneros manos a la obra.
  • Emociones: fundamentalmente aquí, se debe trabajar en reducir la ansiedad, que puede tener en épocas de exámenes. Ésta dificulta la concentración y el aprendizaje.

 

Bueno, espero que no os resulte demasiado pesado y condensado. Son técnicas sencillas, que alguna vez todos hemos usado en nuestra formación. Ahora lo difícil es enseñárselas a nuestros hijos, porque en mi caso (como imagino, el de otros muchos), fui autodidacta y lo aprendí sobre la marcha. Ahora sin embargo los padres queremos implicarnos más y tenemos la oportunidad y las herramientas para hacerlo. Solo depende de las ganas que le pongáis (ya sabéis ¡motivación!).

 

ENLACES RECOMENDADOS

Foto de Berger Meister vía Flickr licencia CC

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, , , , , , ,

Desarrollado por WordPress. Diseñado por WooThemes