Superior

Técnicas para enseñar a dormir a los niños: la retirada gradual

Puntúa este artículo

enseñar a dormir a los niños

 

En el artículo Cómo conseguir que tus hijos duerman bien, se trataron de forma general distintas técnicas para ayudar a dormir a nuestros hijos. Después hemos ido profundizando en algunas de ellas, como el colecho, que se trató en el artículo ¿Es bueno compartir la cama con tus hijos? y el método Estivill en Método Estivill para enseñar a dormir a tus hijos. Con este reportaje tratamos de explicar detalladamente otra alternativa para enseñar a dormir qué es la retirada gradual.

Foto por Toshimasa Ishibashi

 

Enseñar a dormir a los niños solos: La retirada gradual

¿Qué es la retirada gradual?

Esta técnica consiste esperar junto al niño hasta que se duerma, para irse alejando poco a poco a lo largo de los días hasta que, en un último paso, se sale por la puerta de la habitación.
Se trata de esperar a que se duerma el niño cada vez más lejos de él. Dependiendo del niño se tardará más o menos. Si el niño se adapta rápido y sin problemas se puede hacer en menos pasos y si el niño es más nervioso o se adapta peor se deberá hacer en más pasos.
Algunos pasos pueden ser los siguientes:

  1. Tumbarse junto al niño
  2. Sentarse en la cama del niño
  3. En una silla junto al niño.
  4. En una silla cerca de la puerta
  5. Fuera de la habitación pero a la vista del niño
  6. Fuera de la habitación sin que el niño te vea

Cada posición se mantiene 3 o 4 días. Por ejemplo, consiste en estar tres días echado junto al niño hasta que se duerme. A continuación, el mismo proceso pero sentado en la cama, luego sentado en una silla junto a la cama y, así sucesivamente. La última posición, que sería fuera de la habitación pero a la vista, es la que más costaría y habría que mantenerla un poco más antes de eliminarla por completo unos 7-10 días.

Recomendaciones para que la técnica funcione

Aunque el niño te lo pida no hay que volver a la posición anterior. Hay que asegurarse de que el niño está dormido antes de salir, porque si te pilla saliendo de la habitación hay que volver a esperar a que se duerma.

Dependiendo del niño habrá que añadir a la secuencia más pasos o quitar algunos. No hay que hablar con el niño, más que para decirle “échate a dormir” si se levanta o ese tipo de cosas.

Si se despierta por la noche deberás esperar que se duerma en la posición en la que estés estos días.
 

Opinión sobre el método

Es un método suave y poco angustiante para el niño y para los padres. Está indicado para todos los niños de cualquier edad y personalidad (no importa que el niño sea nervioso). Se trata de una técnica  muy lenta, con algunos niños se puede tardar meses en conseguir que duerman solos, por lo que exige mucha paciencia.

Así que los que os animéis a usarla seguramente le tendréis que dedicar un rato más o menos largo (dependiendo de lo que se tarde en dormir el niño), unas cuantas noches seguidas para conseguir que vuestro hijo se duerma, pero es una buena alternativa si queréis que vuestro hijo duerma solo y que no llore en el proceso.
 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, , , ,

Desarrollado por WordPress. Diseñado por WooThemes