Superior

¿Cuándo empezamos con la alimentación complementaria?

Puntúa este artículo

La alimentación complementaria está constituida por aquellos alimentos diferentes de la leche materna o de fórmula, que se van introduciendo progresivamente y sirve de transición hacia la dieta del niño mayor. En general, la lactancia exclusiva cubre todos los requerimientos del lactante sano hasta los 6 meses de edad, momento en que debe iniciarse la introducción de otros alimentos porque la leche sola no cubre las necesidades energéticas, de vitaminas, de minerales etc. necesarias para el adecuado crecimiento de nuestro hijo. No debes introducir el beikost antes de los 4 meses, entre otras cosas, porque la deglución no es adecuada y se puede atragantar, los riñones aún son inmaduros y puedes sobrecargarlos, se desarrollan alergias e intolerancias alimentarias con mayor facilidad y hay un mayor riesgo de sobrealimentación.

bebe comiendo 2

Foto: rafitorres (Flickr)

La edad recomendada para iniciar la alimentación complementaria es entre los 4-6 meses, aunque puede variar en cada niño. Si le estás dando el pecho a tu hijo, las recomendaciones habituales son comenzar a partir de los 6 meses con la introducción de nuevos alimentos. De todas formas, será tu Pediatra el que te indique cual es el momento más adecuado en tu niño, para empezar con la alimentación complementaria y con qué alimento en particular. La leche continua siendo un aporte fundamental en la dieta de nuestro hijo, debe proporcionarle el 50% del aporte energético diario, por lo que debe tomar como mínimo 500 ml/dia.

Cuando los pediatras introducimos la alimentación del bebé tenemos en cuenta el medio en el que vive, las costumbres, factores económicos, el adecuado crecimiento, los antecedentes de alergias etc. Esto explica que el orden pueda ser distinto de un niño a otro. Lo más importante es que la introducción de los nuevos alimentos sea progresiva, ofreciendo un alimento cada vez y dejando una o dos semanas entre los nuevos alimentos para ver que el niño los acepte y tolere.

Con el inicio de la alimentación complementaria tu hijo comienza otra nueva etapa de su vida, adentrándose en un mundo nuevo para él, lleno de nuevos sabores y texturas. Este cambio de alimentación será progresivo, no pretendas que pase de tomar el biberón o el pecho a comer en cuchara de un día para otro. Al principio vas a observar que todo lo que le ofreces con la cuchara lo saca de la boca, no pienses que es porque no le gusta, es algo normal ya que tienden a sacar la lengua hacia fuera y sin querer, empujan la papilla fuera de la boca. Está será otra nueva etapa de aprendizaje, así que igual que cuando empezaste con la lactancia, te recomiendo mucha, mucha paciencia.

A partir de los 8-9 meses, cuando tu hijo ya sabe coger bien las cosas y es capaz de llevárselas a la boca, debes dejarle que experimente y juegue intentando comer por si mismo pequeños trocitos de pan o haciendo intentos de coger la cuchara y llevarse el puré a la boca, aunque esto suponga que se ensucie y lo ponga todo perdido. Debe ir aprendiendo poco a poco.

Cuando inicialmente rechace un nuevo alimento, debemos ser persistentes y continuar ofreciéndoselo, sin presionarle. A veces, se requieren hasta 10-15 exposiciones al alimento para que nuestro hijo lo acepte y generalmente, los padres solemos desistir mucho antes.

Disfruta esta nueva etapa del desarrollo de tu hijo y ten mucha paciencia.

¿Qué te ha parecido este artículo? Danos tu opinión acerca de este tema. ¿Has empezado a ofrecer nuevos alimentos a tu hijo?

ENLACES RECOMENDADOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, , , ,

Desarrollado por WordPress. Diseñado por WooThemes