Superior

Cómo sacarle partido al fútbol en el aprendizaje

Puntúa este artículo

Futbol y aprendizaje

Llamo a la madre de Alvarito a una tutoría porque no se ha aprendido las 52 provincias españolas en conocimiento del medio, ni la tabla del 9 en matemáticas.

La madre me contesta ¿cómo? ¡si mi hijo tiene muy buena memoria! si se sabe la alineación del Real Madrid, del Barcelona…!de todos! si tiene un álbum con cromos de 320 jugadores y sabe cómo se llama cada uno, su peso y ¡hasta su fecha de nacimiento!

En fin, esto es lo que hay. Si no puedes con tu enemigo, únete a él. No hay nada que hacer, así que a sacarle “partido”…de fútbol!

 

En primer lugar están los valores, el compañerismo, el respeto y lo más difícil para ellos, saber perder y saber ganar. Lo más duro para nosotros, los maestros, es ver cómo ellos  organizan los equipos, van escogiendo a los mejores, a los regulares, hasta que vas viendo las caritas de los que se van quedando al final, sin ser elegidos…para evitar esto lo mejor es que los capitanes no sean siempre los mejores ya que los que no son tan buenos con el  balón tenderán a elegir a los que son como ellos y así se suavizará la cosa.

 

Cuando los niños pierden, en general se enfadan y tienden a echarle la culpa a otros, tal y como vemos en la vida real con los futbolistas profesionales y eso es lo que ellos copian de los adultos, a veces los insultos y hasta las agresiones.

Hay que explicarles que esa actitud no es correcta  ni buena y procurar que dicho mal ejemplo no lo vean tampoco en nosotros. Siempre que en el patio mediamos conflictos de fútbol, procuramos equilibrar la razón y hacerles entender que se trata de un juego, que hay que reconocer que a veces se gana y a veces se pierde y que cada niño tiene su valor en el equipo.

Uno es más rápido, otro más fuerte para defender, otro mejor en la portería…otro es un buen árbitro, se pueden conseguir progresos reuniéndoles en la clase y dibujando roles y estrategias en la pizarra como los entrenadores de verdad.

 

Es tal la pasión de los niños (y últimamente de las niñas) por el fútbol, que aunque creamos que llevar a nuestro hijo a un super-colegio con un super-campo de fútbol les va a hacer más felices, no es en absoluto cierto. Les da igual.

En mi colegio hay dos porterías y durante el recreo hay 6 balones circulando, 6 porteros, más o menos 40 ó 50 jugadores de diferentes tamaños y todos juegan a las vez sin dudar ni un momento a quién tienen que pasar la pelota y por supuesto los porteros no paran balones que no sean de su clase. Todo funciona a la perfección, pero ¿cómo es posible? Me remito a mi argumento más utilizado: la adaptación natural a las circunstancias. Son felices y no necesitan más. En el cole se juega así.

 

En casa es fácil buscar utilidad al fútbol. Si el niño es dormilón, nada como tener un partido el sábado a las 11 para que se despierte a las 8 sin protestar. Si el niño es desordenado con la ropa, nada como tener que dejar su “equipación” lista para el día siguiente él solito.

Hoy en día es casi más persuasivo decirle que si se comporta mal vamos a decírselo al su entrenador o a su profe de educación física que amenazarle con ir con el cuento al maestro. De todas maneras gracias al fútbol los niños pasan menos horas con las consolas y hacen ejercicio. Es importante tenerlo en cuenta.

 

En cuanto al ámbito puramente académico, el fútbol puede ayudarnos a motivarles para trabajar. Un día lleve un periódico deportivo a clase y en grupos trabajamos el significado de expresiones que no entendían en el diccionario, analizamos frases…e incluso las tablas clasificatorias de la liga nos sirvieron para hacer sumas, restas y hasta estadística!

 

Los cromos y posters de fútbol son una estupenda fuente de información para estudiar, por ejemplo las partes del cuerpo en inglés o resolver el problema de Alvarito y las provincias, sugiriéndole a su madre que hicieran cromos con papel o cartulina.

 

Cada Comunidad Autónoma, un equipo, cada provincia un jugador y así irlos pegando en un cuaderno. Después de aquel fin de semana, Alvarito saco un 10 en “cono”. Lo mejor/peor de todo, es que también se aprendió los nombres de ¡todos los estadios!

En fin, creo que la próxima Eurocopa será un buen instrumento de apoyo para estudiar los países y capitales europeas sin esfuerzo.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, ,

Desarrollado por WordPress. Diseñado por WooThemes