Superior

7 formas de estimulación intrauterina

estimulación intrauterina

 

Durante el embarazo el bebé va desarrollando sus sentidos y las experiencias que va acumulando le ayudan a su desarrollo. Muchas investigaciones señalan que el bebé recuerda algunos acontecimientos vividos en el útero y que, una estimulación intrauterina, ayuda al niño a ejercitar su atención, memoria, lenguaje, su sentido del ritmo, del movimiento y, lo más importante, fortalece el vínculo madre e hijo.

Foto por rahego

 

Estimulación intrauterina

Aunque muchas de estas experiencias se producen de forma natural y de manera cotidiana, podemos disfrutar de la experiencia de compartir con nuestro bebé algunas de ellas de forma consciente, por lo que ahí van algunas sugerencias de estimulación positiva:

 

1. Relajación de la madre y el bebé.

En distintas investigaciones se señala, que las emociones de la madre influyen directamente en el feto, por las hormonas que se liberan. Así , por ejemplo, si la madre se lleva un susto grande, el feto se encuentra inquieto, incluso hasta dos horas después.

Por lo que, los estados emocionales positivos van a llevar al bebé a  tener experiencias agradables y placenteras. Si la madre se encuentra relajada el bebé también lo estará, ya que no estará influido por hormonas que lo alteren.

Así que, sería bueno dedicar todos los días un ratito a la relajación. Nos podemos tumbar a la vez que escuchamos música relajante y respiramos profundamente (la barriga se hincha en este tipo de respiración). También nos podemos imaginar a nosotras mismas en un sitio o en una actividad que para nosotros sea relajante (pasear en el campo, tumbadas en la playa,etc.) con el mayor número de detalles posibles para que parezca más real (cómo huele, si hace calor,etc).

 

2. Afecto para el bebé.

En cualquier momento de día, podemos intentar visualizar en nuestra mente nuestros sentimientos de afecto hacia el bebé, imaginándonos que le podemos abrazar, besar o mandar nuestro cariño a través del cordón umbilical.

 

3. Llevar un estilo de vida saludable.

Llevar una  alimentación equilibrada es fundamental para el bebé. Un estado de malnutrición puede llevar a graves complicaciones en el embarazo, parto y en el recién nacido.  También es esencial evitar el alcohol, tabaco, las drogas y estimulantes como el café que pueden provocar daños importantes en el feto. Hay que hacer ejercicios que no sean muy bruscos durante el embarazo (por ejemplo caminar mucho) y siempre consultar al médico antes de tomar ningún medicamento.

 

4. Estimular mediante el movimiento.

Se puede estimular la percepción del movimiento del bebé nadando en una piscina, a la vez que nosotros experimentaremos la misma sensación de ingravidez que él.

Otra posibilidad está en bailar. Mi matrona de preparación al parto nos ponía todos los días a bailar la danza del vientre (claro que un poco adaptada a nuestro estado) y con esos movimientos suaves de caderas nos decía que mecíamos al bebé. La verdad es que a mí esas clases me encantaban porque creo que nos venían bien a mi hija y a mí, además de pasar un rato divertido y agradable.

 

5. Estimular mediante el oído.

Hablar directamente al bebé hace que cuando nazca reconozca nuestra voz y se tranquilice al oírla. Podemos leerle cuentos sencillos, recitarle poesías o cantarle canciones.

También se le puede poner música al bebé a un volumen suficientemente alto para que traspase la pared abdominal o ponernos unos cascos en la barriga para que lo pueda escuchar mejor.

 

6. Estimular mediante el tacto

Cuando notéis que el bebé está activo, porque se mueve en la barriga, podéis aprovechar y interaccionar con él. Si notáis un golpe de un pie, presionad en la zona que lo hayáis sentido a ver si responde.

También podéis daros masajes circulares en la barriga, haciendo como si acariciarais al bebé. Se puede aprovechar un baño relajante y utilizar esponjas de diferentes texturas, corchos, etc. a la vez que se masajea la barriga para ver como reacciona el bebé.

 

7. Estimular mediante la vista

El feto recibe estímulos visuales cuando una luz incide directamente sobre la barriga de la madre, por ejemplo si la madre está en biquini en la playa.

Se puede estimular al bebé con una linterna apoyada en la barriga y poner delante plásticos de colores para que haya luces de distintas tonalidades y así jugar con el bebé.

Por supuesto, es importante que en todos estos juegos participen el papá y los hermanitos (si los hay): tocando la barriga de mamá para sentir al bebé, hablando directamente a la barriga en voz alta, contándole experiencias, cantando canciones,etc.

Espero que actividades como estas os ayuden a tener un embarazo más relajado y feliz y así se lo trasmitáis a ese nuevo miembro de vuestra familia.

 

¡Ah! Ahí os dejo un video de You Tube sobre la estimulación intrauterina:
 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, , ,

Desarrollado por WordPress. Diseñado por WooThemes